bodaideal

¿Boda perfecta? Algunos consejillos

    La organización de una boda no es una tarea fácil para los novios, pero lo que no deben olvidar es que debe ser una experiencia divertida y maravillosa. Para conseguir que la organización de tu boda no acabe con tus ganas de casarte, sólo tienes seguir estos consejos y pensar que la recompensa es maravillosa.


    El mejor consejo para sobrevivir a la organización de tu boda es que no te obsesiones con la perfección. Una vez que tomes una decisión sobre la decoración, las flores o las invitaciones no les des más vueltas. Seguro que esa decisión es perfecta para el día de tu boda.

    Una regla de oro a la hora de organizar tu boda es no tratar de complacer a todos. Cada persona involucrada en la boda tendrá su opinión sobre las cosas, así que escucha pero al final toma tú las decisiones y no te estreses.

    No te encapriches de cosas innecesarias. Es más recomendable invertir el dinero en otras cosas que realmente sean necesarias en la organización de una boda.

    En la organización de tu boda seguro que hay algún aguafiestas que intentará desanimarte. No le hagas ni caso, no permitas que nadie te quite la ilusión de tu gran día.

    Puede que la dieta sea una de tus compañeras durante la organización de tu boda, pero no te obsesiones con ella. Nuestro consejo es que seas realista y que cuando busques tu vestido de novia elijas uno con el que te sientas cómoda y guapa.

    Invita solo a aquellas personas con las que realmente quieres compartir tu gran día. Reduce la lista de invitados a lo imprescindible. Es una manera de ahorrar y de tener menos problemas a la hora de hacer el seatting plan.

    Si vais a hacer despedidas de solteros por separados, disfruta al máximo tu fiesta con tus amigas y deja que tu chico también disfrute la suya. No te obsesiones con la despedida de soltero de tu chico, la confianza siempre debe ser la base de vuestra relación.

    Intenta tener listo lo más importante al menos una semana antes de la boda, así podrás dedicarte a solucionar las cosas de última hora y cuidarte sin estrés, para lucir radiante el día de tu boda.

    Manda notas de agradecimiento a tus invitados a medida que vayas recibiendo los regalos de boda o después de la boda para agradecerles que compartieran con vosotros vuestro gran día.

    10 Aprovecha la ilusión de la vuelta de la luna de miel y la inercia en la organización de una boda para seleccionar tus fotos de boda. Si dejáis que pase el tiempo, iréis postponiendo hacer el álbum de boda y al final la pereza hará que os quedéis sin vuestras fotos de boda.