comuniones

¿Cuándo comienzo a preparar la comunión?

    Mayo es el mes de las Primeras Comuniones por excelencia, sin embargo, los preparativos de esta celebración religiosa comienzan a definirse cada vez con mayor tiempo de antelación. Tradicionalmente, era en enero cuando la mayoría de las familias empezaban a preocuparse de los detalles de este evento, pero, las familias ya preparan las comuniones con más anticipación.

    ¿Cuándo comenzar a organizar?

    La Primera Comunión puede ser considerada como el primer evento importante al que tienen que enfrentarse los más pequeños de la casa, quienes se convertirán, sin duda, en los protagonistas de esta jornada especial.

    Para que este tipo de evento se convierta en un recuerdo inolvidable, la planificación se convierte en un elemento imprescindible. Cada tarea requiere su tiempo, por lo que establecer en un calendario todos los pasos a seguir resultará de gran utilidad:

    -Enero: Reserva del espacio. Alquilar con antelación el lugar que acogerá el banquete y la fiesta posterior a la celebración resulta de gran importancia. El espacio protagonista de cualquier Primera Comunión debe ser aquel en el que los niños se sientan cómodos. Jardines o espacios que cuenten con zonas infantiles en sus instalaciones son algunas de las mejores opciones.

    -Febrero: Vestido, complementos y fotógrafo. Este mes resulta ideal para valorar y comparar detenidamente diversas opciones (corte princesa o de fantasía, trajes de marinero y almirante, zapatos, coronas, corbatas, etc.). En cuanto al reportaje fotográfico, si hace unos años los niños acudían a un estudio para realizarse unas fotografías clásicas de comunión, la tendencia actual es apostar por imágenes más naturales y espontáneas.

    -Marzo: Invitaciones, recordatorios y animación infantil. Actualmente, las ilustraciones con temáticas infantiles, tanto para las invitaciones como para los recordatorios, están de moda. Además, la contratación de animación infantil para la posterior fiesta (payasos, microteatro, pintacaras, magia o cuentacuentos, entre otros), son servicios cada vez más demandados.

    -Abril: Decoración. Se trata de un periodo perfecto para ultimar los detalles decorativos del espacio. Presentar una mesa de chucherías o un vistoso postre de repostería, suele encantar a los asistentes. En caso de haber optado por una fiesta temática, lo aconsejable es utilizar elementos de decoración acordes a esta.

    -Mayo: Regalo. Hasta hace poco era muy común regalar obsequios como medallas, relojes o joyas. No obstante, los años avanzan y, hoy en día, la importancia de la tecnología ha dado lugar a regalos como consolas o iPods. Apostar por la originalidad y creatividad a través de experiencias como talleres (repostería o fotografía), cursos (surf o baile) o planes y escapadas en familia, tampoco faltan.