El pasado 28 de enero, el restaurante de eventos en Murcia Salón Azahar tuvo el privilegio de recibir a un grupo selecto de apasionados amantes de los automóviles clásicos. En esta ocasión, el Club 2cv del Levante hizo una parada especial en nuestro acogedor espacio, convirtiéndolo en un punto de encuentro para la elegancia sobre ruedas.

El rugir de los motores clásicos, encabezados por los icónicos Citroen 2CV, resonaba en el ambiente, creando una atmósfera única llena de nostalgia y emoción. Los Citroen 2cv compartían espacio con otros modelos míticos, como BMW E30, Alfa Spider, BMW 2002, Chrysler 180, Seat 1400, Minis clásicos e incluso un Citroen 11 ligero, formando una exhibición de elegancia automotriz que trascendía épocas. En este día especial, las sensaciones de los vehículos clásicos se fusionaron armoniosamente con los sabores exquisitos de nuestra cocina.

La elegancia de los Citroen 2CV, con su estilo inconfundible y líneas nostálgicas, encontró su paralelo en la presentación cuidadosa de cada plato en el restaurante para eventos de asociaciones de Salón Azahar. Al igual que los automóviles clásicos evocan recuerdos entrañables, nuestros platos están diseñados para despertar emociones y deleitar los sentidos.

Los invitados disfrutaron de una experiencia sensorial completa: desde el brillo de los vehículos clásicos en el exterior hasta la delicia de los aromas y sabores en cada bocado en el interior. La pasión compartida por la historia y la excelencia se reflejó tanto en los automóviles como en la cocina de Salón Azahar, ya que no solo ofrecemos comida excepcional, sino que también buscamos crear momentos que perduren en la memoria. La fusión de la elegancia clásica sobre ruedas y los placeres culinarios en nuestro restaurante demuestra que, al igual que los automóviles, la gastronomía también puede ser atemporal y eternamente cautivadora.

Agradecemos al Club 2cv del Levante por elegir Salón Azahar como el destino gastronómico después de su evento. Fue un honor compartir este día lleno de elegancia, nostalgia y delicias culinarias. ¡Esperamos recibir a más entusiastas de los automóviles clásicos en el futuro para seguir explorando la armonía entre lo vintage y lo exquisito en Salón Azahar!